Mudbound

by • 13 octubre, 2019 • Cine, EntretenimientoComments (0)386

Una película subestimada

Los Óscares han sido criticados por no premiar a la gente de color. En el año 2018, el público negro quería que las películas que los representaban ganaran en lo poco que fueron nominadas. Get Out se tenía como primera opción, pero creo que era porque no se habían visto todas las opciones. Mudbound fue nominada para mejor actriz de reparto, mejor canción original, mejor guión adaptado y mejor fotografía. A pesar de ser nominada son pocos a los que le llamó la atención. Mudbound tiene una historia triste sobre dos soldados: uno blanco y el otro negro, que regresan de la guerra. Está situada a finales de los ’40 en el sur de Estados Unidos, cuando peor se discriminaba a los negros. Es una historia fuerte que demuestra la triste discriminación racial hacia los negros, que no son más o menos que personas normales.

Al principio, la historia nos presenta las vidas de dos familias completamente distintas, en el mismo pueblo. Cada una debe enviar a un hijo a la guerra. Sabemos lo difícil que es para una familia enviar a un hijo a la guerra y también lo difícil que es la vida en la guerra. A pesar de ya saber, es complicado imaginar la situación. Por eso cuando lo ves representado, uno se siente abrumado. Sin embargo, esos sentimientos no se comparan a la injusticia que viven los negros.

Mismas circunstancias, misma guerra, diferente color de piel

Las situaciones extremas nos han enseñado a dejar de lado nuestras diferencias. Esto es por lo que los dos soldados viven en la guerra que al regresar son diferentes. Las prioridades cambian, la supervivencia lo es todo y de repente, si fueron afortunados de regresar, ya no tienen objetivos. El shock es mayor para el afroamericano, pues pasa de ser tratado como un héroe a no ser una persona. Los dos soldados forman una amistad imposible en ese entonces, pero entendible por sus circunstancias.

Foto: Channel 24

En realidad Mudbound no es una película para pasar el rato, es para pensar. Está basada en personajes reales y por su narrativa, parece que es una biografía y no una historia. Me cuesta mucho trabajo entender cómo una persona con sentimientos trate de esa manera a otra. La verdad sobre los nazis ha sido expuesta, se habla de ellos como los monstruos que son. ¿Qué hay de la Confederación en Estados Unidos? ¿Y el Ku Klux Klan?

La película toma un giro completamente inesperado y espantoso cerca al final. Un final no muy feliz, un final real.

Producción

La cinematografía es hermosa, tiene una estética armoniosa, los movimientos fluyen. La paleta de color es opaca, resaltando los azules, verdes y cafés. Utiliza la herramienta de narrador, cada personaje te dice un poco de lo que piensa conduciendo la historia. Con ayuda del maquillaje, la ambientación, y los vestuarios uno conecta y se siente sumergido en el Mississippi de los ’40.  Tiene una seriedad que se refleja en el ritmo de la película, paralelamente con la música. Esta es triste, sin embargo magnífica.

La estructura de la película es criticada, al igual que el uso de la voz en off. Es cierto que la visión del director fue bastante incompetente, pero yo la recomiendo.  No es una película para todo público pues toma más forma de libro que de película, pero el mensaje es importante.

En adición toca el machismo que existía, y continúa. Nos presenta las dificultades de la mujer en la época. La película enreda a la audiencia en un drama inspirado en el diario de la abuela de Hillary Jordan, la autora del libro que se adaptó para la película.

Noticias relacionadas