Leaving Neverland: Michael Jackson expuesto

by • 24 octubre, 2019 • NoticiasComments (0)72

¿Se vale ignorar patrones cuando se habla de Michael Jackson?

Leaving Neverland, es el documental donde Wade Robson, y Jimmy Safechuck, dos víctimas de Michael Jackson, lo incriminan post mortem de haber abusado de ellos cuando tan solo tenían 7 y 10 años. El material no pretende recriminar al artista, es más bien una especie de liberación para los hombres.
Hay veces en que decidimos olvidar partes de la historia simplemente por conveniencia. Algunas veces lo hacemos para reconfortarnos y otras para hacernos creer que el evento ni siquiera pasó. Esta película retrata el retorcido trasfondo de Jackson con sus pequeños “amiguitos” en los 90. El celebrado cantante es acusado y evidenciado de haber abusado de varios niños en un documental de cuatro horas que está dividido en dos partes.

¿De qué va?

Los protagonistas son Wade Robson, el coreógrafo de Britney Spears y NSync en su época dorada, y Jimmy Safechuck, un director de cine independiente. Ambos denuncian haber sido abusados por el cantante durante décadas. Ambos niños mantuvieron relaciones amorosas con el señor y construyeron una mentira mediática.
En la película también se pueden ver los testimonios de las personas allegadas a los hombres. En conjunto van construyendo una narrativa detallada de cómo inició la relación de poder y demuestran la inocencia con la que ambos veían dicha relación. Ambos me atrevo a decir, le deben su carrera y popularidad a este «apoyo» de Jackson. ¿Pero, valió la pena?

La esencia

Durante la mayor parte del tiempo, me mantuve con una gran incomodidad. No me cabe en la cabeza la manera en la que los papás de ambos niños, ahora adultos, permitieron los abusos. Se hicieron de la vista gorda por pertenecer y mantener a cierta clase de vida. Claro, sustentada por Jackson. A pesar de hablar del abusador de sus hijos, hablan de él con admiración y la manera en la que construyen al personaje nunca se aleja de aquella que los medios se han encargado de plasmar en nuestras mentes. Incluso los mismos protagonistas a mi parecer, hablan de él con cierto grado de cariño y admiración.
Yo me pregunto si es posible ignorar esta parte de la historia y continuar canonizándolo como el Príncipe del Pop. Me topo con el interminable cuestionamiento de si es válido callar esta horrible parte que conforma a este personaje tan admirado. Si es posible separar esta verdad de su material y carrera musical. Personalmente no lo creo. Me cuesta creer cómo en una era donde nos ofendemos por todo, no podamos afrontar esta dura verdad y tomar acciones. Seguimos celebrando su “ingenio”, yendo a su cirq, vitoreando sus hologramas, coreografiando sus canciones, recopilando canciones inéditas y permitiendo que otros personajes con el mismo poder sigan sus pasos. Tal vez sólo sea una exageración mía. Si te quedaste con el morbo de verla. Mírala en HBO on Demand.
Mira el trailer a continuación:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.