¿Por qué el 2 de octubre no se olvida?

by • 3 octubre, 2019 • NovaComments (0)77

Conmemorando los 51 años de la matanza de Tlatelolco

Ayer, el 2 de octubre de 2019, se conmemoraron los 51 años de la masacre de Tlatelolco.  Un asesinato de estudiantes perpetuada por gobierno en la Plaza de las Tres Culturas. Acompañado de esta fecha, siempre escuchamos el lema «no se olvida», y es muy conmovedor, pero, ¿nos hemos puesto a pensar por qué no se olvida y por qué hay manifestaciones y marchas cada año?

En ésta fecha se debería guardar silencio y respeto, porque conmemora un acontecimiento sangriento que marcó la historia de nuestro país y que nunca se debería repetir. El hecho de que sigamos siendo testigos de marchas y protestas de tal magnitud cada año, sólo nos dice una cosa: las cosas no han cambiado.

Tlatelolco no fue ni ha sido un evento aislado. En nuestro país han tenido lugar muchas represiones y matanzas a grupos vulnerables. Muchas veces, incluso sin que nos lleguemos a enterar. La primera de este tipo que se me viene a la mente es Atenco.

Nuestro gobierno siempre ha estado infestado de tiranos, y de gente a la que sólo le preocupan sus intereses personales — el poder y el dinero. Pareciera fácil y digerible el decirlo, lo cual es un problema alarmante por sí solo. Nuestros gobernantes deberían estar comprometidos enteramente con los intereses del pueblo. Realmente haciendo su trabajo: representándolo. Pero la realidad es deprimente.

«Anarquistas» que manchan marchas

Esto me lleva a otro punto, los medios siempre han acusado a grupos radicales de los desmanes que los supuestos «anarquistas» cometen. Manchan el nombre de esa majestuosa filosofía. La anarquía; los invito a leer sobre ella.

Quienes marchan, y no sólo el 2 de octubre, están luchando por la justicia. Luchan por que sus voces sean escuchadas, también pelean en contra de la represión del gobierno y contra los privilegios de los que algunos de nosotros gozamos.

Muchos de los problemas de éste país radican en nuestra educación y en la enorme división que hay en la población. Tenemos que ser más empáticos e interesarnos más en los problemas sociales que persiguen y perseguirán a cada generación. Ningún gobierno puede contra un pueblo unido.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.