gameover

¿Qué le ha pasado a la dificultad de los vídeojuegos?

by • 20 junio, 2019 • En Ideas, Entretenimiento, NoticiasComments (0)618

Hace unos días me encontraba cómodamente en mi casa jugando una campaña cooperativa con mi hermano, y como es costumbre, al empezar el juego escogimos la dificultad más alta desbloqueada disponible.

Al cabo de unos minutos nuestra frustración comenzó a crecer, cuando nos dimos cuenta que «lo difícil» de jugarlo en ese nivel, era que de un golpe morías, fue entonces cuando me puse a meditar, ¿en qué momento la dificultad de los videojuegos se convirtió en eso, simplemente en que los enemigos te bajarán más vida?

En mis tiempos, y Pepperidge Farm no me dejará mentir, cuando ibas aumentando el nivel de dificultad, tus enemigos presentaba nuevos movimientos, se hacían más rápidos o bajaban tus atributos y/o poderes.

Había mil y un maneras de que un juego se volviera complicado (si no me creen, intenten jugar Battletoad a ver si lo terminan o Metal Gear: Solid), pero ahora los desarrolladores han optado por ver la dificultad como un sinónimo de «pierdes más vida con cada golpe», aunque no todos ocupan la misma fórmula.

Pongo como ejemplo el caso de los últimos 3 juegos de Batman, en especial Arkham Origins, que cambia los atributos, la velocidad de los NPC y aumenta un poco la potencia de sus golpes, además de observar un decremento de lo mismo en nuestro héroe.

Pero no solo eso, si estás jugando la dificultad «Plus» también te quita la advertencia para realizar el counter (esto perdura de sus antecesores que ocupan la misma técnica para esta modalidad), esto es lo que en realidad hace que aumentes tu habilidad para jugar si es que quieres terminar el juego.

Y a diferencia de otros, como DMC o Castlevania, el enemigo sigue siendo el mismo, pero pobre de ti si te da con su ataque más débil porque ahí va media barra de vida.

Hablando estrictamente de cómo ha cambiado la dificultad, esta ha bajado conforme los años, el desarrollador quiere que el jugador termine su juego, no que se quede atorado y decida jugar otra cosa.

Es por eso que cuando nos podemos pasar un nivel difícil, comienzan a salir los hints del juego e incluso hay algunos que cuando la batalla es complicada y contra muchos, al perder te ponen casi al final de esta con una buena cantidad de vida, para que puedas pasarla sin necesidad de recorrer todo el camino para llegar hasta ahí.

¿Qué hace que un juego sea «difícil»?

Varias cosas se toman en cuenta para decir que un juego es «difícil». El simple hecho de contar con autosave, ¿recuerdan alguna vez estar jugando Resident Evil (alguno de los primeros) y estar desesperado buscando un ink ribbon y una maquina de escribir para salvar el juego?

Ahora no es así, simplemente sigues avanzando y si pierdes, automáticamente regresarás al último checkpoint, sin tener que preocuparte cuando fue la última vez que salvaste.

La dificultad en los juegos se ha vuelto un tema muy subjetivo estos días, por un lado tenemos a los *comillas*Hardcore Gamers*comillas* que toda su vida han optado por juegos con alta dificultad y confían plenamente en la habilidad que tienen con los dedos.

Y por otro lado, tenemos a los «Casual Players» o «Casual Gamers» que pueden estar familiarizados (o no) con los juegos y son de jugarlos una vez, un ratito, en algún momento del mes.

Tomando en cuenta a estos dos personajes, un desarrollador debe enfocarse en hacía dónde va dirigido su juego, o tristemente en quién le comprará más, si decide que el juego va para los HG, tendremos cosas como Dark Souls, Dead Space, Metal Gear, pero de no ser así, veremos más juegos como Uncharted o Knack, que en modo Normal pueden ser fácilmente vencidos, pero cuando subas la dificultad su estrategia regresará a lo que ponía en el segundo párrafo «pierdes más vida con cada golpe».

En fin, nuestra amada industria se está transformando y tenemos dos opciones, adaptarnos o dejar de jugar. Para ustedes, ¿cuál ha sido el juego clásico y/o reciente que les haya costado más trabajo terminar?

Noticias relacionadas