Pulpo

8 razones por las que no debemos comer pulpo

by • 21 junio, 2019 • En IdeasComments (0)192

El pulpo siempre ha sido catalogado como una maravilla gastronómica, y el hecho de que sea cada vez más cara su carne (por ser una especie que se cerca del peligro de extinción) hace que su precio aumente cada vez más.

Sin embargo, conforme pasan los años vamos aprendiendo cada vez más sobre esta fascinante criatura, y si uno se pone a estudiar cuidadosamente las peculiares características del pulpo, es inevitable preguntarse, ¿por qué seguimos comiendo este maravilloso animal?, ¿por qué no le damos más importancia a las particularidades de su concepción biológica?

Los pulpos son famosos por una inteligencia muy poco común entre los animales que habitan el mar. Actualmente muchos están intentando medir el alcance de esa inteligencia.

Gracias a las investigaciones y los videos publicados, muchos que circulan en las redes sociales, sabemos que los pulpos son capaces de resolver problemas complejos, manipular herramientas, reconocer la diferencia entre un ser humano y otro, e incluso es capaz de encontrar soluciones a problemas.

Han sido captadas impresionantes imágenes de pulpos que escapan con gran habilidad de su cautiverio mediante complejos planes de fuga, siempre logrando encontrar la salida de lugares que a primera instancia parecen no tener escapatoria.

Cuando vemos que los pulpos tienen este tipo de habilidades (entre muchas más que serán mencionadas a continuación), no queda más que concluir que definitivamente es un animal que no deberíamos de consumir tan… descaradamente…o con tanta frescura.

Estas son las 10 razones por las que no debemos de comer pulpo:

Un animal realmente inteligente

Además de todo lo previamente mencionado, no podemos olvidar que los pulpos no sólo tienen muy buena memoria a largo y corto plazo, sino que también son capaces de utilizar todo tipo de  herramientas, por lo que son capaces de resolver problemas y atravesar laberintos sin mayor dificultad.

Para demostrar lo inteligentes que son los pulpos, Piero Amodio, estudiante de posgrado enfocado en la inteligencia animal en la Universidad de Cambridge, usa un video de YouTube.

En el video se alcanza a ver un pulpo que jala dos mitades de una concha para esconderse dentro, luego guarda las conchas como si fueran platos y se las lleva.

“Esto sugiere que el pulpo lleva consigo estas herramientas porque tiene un entendimiento de que pueden ser útiles en el futuro”, menciona Amodio.

Pero no solo eso, este increíble animal también es capaz de detectar a sus enemigos y atacar viciosamente al momento. Este video es una evidencia de ello, pues una “blogger” famosa por comer criaturas marinas ¡vivas!, fue víctima del karma.

Cuando el pulpo se dio cuenta de que se lo estaba intentando comer ¡vivo!, este reaccionó inmediatamente, y con una fuerza impresionante comenzó a aferrarse agresivamente a su cara:

Este video es mera evidencia de que hay que ser cuidadosos con estos animales, pues no perdonan tan fácil a aquellos que ponen su vida en peligro, o a quienes se los intentan comer, ¡vivos!

Usan sus tentáculos para sentir… y saborear

Muchos no saben esto, pero cada tentáculo posee una gran cantidad de ventosas, y cada una de estas ventosas posee, aproximadamente, 10.000 células que son sensibles al gusto.

La realeza del mar

Los pulpos, al igual que las sepias y los calamares, tienen la sangre de color azul, porque su sangre no posee hemoglobina para transportar el oxígeno, sino hemocianina, la cual no utiliza hierro sino cobre.

Una forma de reproducirse bastante peculiar

Muy pocos saben que el tercer tentáculo del lado derecho de los pulpos machos es en realidad un órgano sexual reproductivo. Para hacer pulpitos, lo introduce en la hembra depositando los espermatóforos (así se llaman los espermatozoides de los pulpos) y luego lo pierde por completo…así es, se le cae. Pero no es tema de preocupación, pues este estará listo de nuevo para la próxima temporada de apareamiento.

Después del acto, la hembra cuelga entre aproximadamente 180.000 huevos en alguna cueva o en donde pueda, para dedicarse a defenderlos de depredadores y limpiándolos de toda la suciedad que se acumule, como buena madre.

La espera dura entre 1 y 3 meses, y durante este tiempo la madre no saldrá a comer, por lo que una vez que los huevos se rompan, la hembra morirá de hambre y cansancio.

Tener 3 corazones siempre es mejor que 1

Una de las muchas peculiaridades anatómicas de los pulpos, es que tienen 3 corazones, y la razón de esto es que dos de ellos se encargan de llevar la sangre sin oxígeno a las branquias (por donde realizan el intercambio de gases, similar a la respiración), y un tercero que transporta la sangre ya oxigenada por el cuerpo.

Tienen personalidad…y su temperamento

Los pulpos tienen personalidades, y bastante acentuadas, presentando diferencias individuales y como la agresión o la interacción. Incluso, pueden aprender a resolver problemas observando a otros pulpos y pueden recordar las soluciones, sin practicar, durante varios días.

A veces dirigen sus admirables mentes hacia los seres humanos, formándose sus propias opiniones de quiénes les agradan y quiénes no. Hay quienes dicen que no es prudente ser enemigo de un pulpo, pues son rencorosos y pueden estar así durante un tiempo sorprendentemente largo.

¿Autocanibalismo para sobrevivir?

El no tener comida no es ningún problema para los pulpos, ya que pueden mantener su estómago lleno por mucho tiempo ¡comiéndose sus tentáculos! Una vez que vuelve a conseguir alimento, tiene la capacidad de regenerarlo de nuevo por completo.

¿Y la teoría de que vienen del espacio?

Muchos critican a la revista  “Progress in Biophysics and Molecular Biology“ y alegan que se “fumaron algo” al afirmar que los pulpos provienen del espacio. Así es, del espacio.

Por más loco que suene, hay un estudio científico, firmado por 33 investigadores internacionales, y dirigido por Edward Steel  y el científico hindú, Chandra Wickramasinghe, que asegura que muchas formas de vida en nuestro planeta pueden provenir de huevos criopreservados, semillas y embriones que llegaron al planeta a través de cuerpos helados del espacio sideral.

“Es plausible entonces sugerir que parecen ser tomados de un ‘futuro’ muy distante en términos de evolución terrestre, o siendo más realistas, del cosmos en general”, afirman los investigadores del estudio.

Estamos seguros de que después de que leas esto, no volverás a pedir pulpo a la gallega, un cocktelito o un ceviche fresco, con el mismo entusiasmo que antes, y por eso, te pedimos una sincera disculpa.

Te podría interesar: Por qué es tan rara la comida en los aviones

 

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.