Comida en aviones

Por qué es tan rara la comida en los aviones

by • 27 mayo, 2019 • En IdeasComments (0)109

No importa qué pidas, pollo, pasta o carne, es un hecho que cualquier tipo de comida que ofrecen en los aviones es bastante rara e incluso mediocre.

A pesar de que muchos platillos tienen muy buena pinta, todo cambia en el momento en el que lo pruebas, pues los sabores no corresponden con lo que ves inicialmente.

Pero, ¿por qué se nos hace tan mala la comida en los aviones?

Para empezar, las condiciones en la cabina de un avión no son las mejores a la hora de degustar algo, pues el aire de las cabinas solo tiene 20% de humedad y esto afecta nuestros sentidos del gusto y del olfato.

Por esto mismo, muchas veces sentimos que la comida no tiene sabor y gracias a esa poca humedad también sentimos que la textura está… rara, pues la comida se seca mucho más rápido.

El sentido del gusto se ve afectado debido al cambio en la presión del aire, que adormece las papilas gustativas.

Otro factor que podría parecer exagerado pero no lo es: el ruido. Lo creas o no, los sonidos fuertes o de larga duración pueden alterar el sabor de las cosas que comemos. Lo dulce sabe ácido y lo salado casi pierde todo sabor.

Un estudio realizado en 2015 por el psicólogo Charles Spence, de la Universidad de Oxford, comprueba que los sonidos molestos hacen que toda la comida nos resulte insípida y a su vez tenga un regusto raro que no logramos ubicar.

¿Qué tan frescos son los alimentos?

Posiblemente ya lo imaginabas, pero ninguna de las comidas se prepara a bordo, todos los alimentos que consumes se hacen unas horas antes o incluso días.

Puede que tengas suerte y te toca una comida preparada hace pocas horas. Pero la verdad es que es muy probable que lo que consumas haya estado bastante tiempo en las neveras del avión.

A pesar de que algunas aerolíneas recurren a empresas de catering especializadas en realizar más de 50 mil comidas al día para que los clientes reciban platos frescos, muchas recurren a empresas que les venda comida que se pueda guardar o refrigerar un día o dos.

EmpresasComidaAvion

Sin embargo se pueden dar la libertad, pues el tipo de conservantes utilizados en la elaboración de estos alimentos hacen que la comida dure mucho más tiempo sin echarse a perder. Pero es inevitable pensar si estos conservantes aportan al extraño sabor de la comida.

Otros factores

Las aerolíneas parecen interesadas en mantener a los viajeros ocupados, convencidas de que con ello no prestarán atención a la calidad de la comida e incluso a la ausencia de esta. El número de opciones de entretenimiento a bordo se ha disparado.

Un último dato, pero muy importante, es que en todos los vuelos, el piloto y el copiloto coman platos diferentes. Esto es por si uno de los menús llega a estar contaminado o echado a perder.

¿Cuál ha sido tu experiencia con la comida en los aviones?

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.