¿Es Lewis Capaldi el nuevo Adele? Una entrevista con el cantante de “Bruises”

by • 6 marzo, 2019 • MúsicaComments (0)81

Por Lisa Verrico, para The Times, Reino Unido.

Traducido por Natalia Castañeda

 

La estrella del pop de más rápido crecimiento en 2019 tiene fuegos artificiales en sus pantalones – y melodías que han derrotado a Calvin Harris en el primer lugar.

 

Le han dicho a Lewis Capaldi que tome asiento fuera de la oficina en su antigua escuela secundaria. El director ha sido llamado y lo verá en breve. Los alumnos que se dirigen a casa para almorzar, pasan apuntando y dándose codazos unos a otros. El cantante mira tímidamente a sus pies.

“No había regresado desde que me fui, a la mitad del sexto año”, dice en voz baja. “Ellos me dieron cuatro períodos de matemáticas un viernes, y de  ninguna manera lo estaba haciendo. Finalmente, simplemente dejé de entrar”.

La incomodidad que causé al traer de vuelta a la estrella del pop de más rápido crecimiento en 2019 – la semana pasada, Capaldi estaba luchando contra su compatriota escocés Calvin Harris por el número 1 en la lista de singles – a su escuela en Bathgate, sin anunciarse, como parte de una gira por sus viejas guaridas, es roto por una recepcionista. “Oh. Mi. Dios. ¡Lewis!” surge un grito desde el otro lado del pasillo. “¿Vas a ser famoso después de todo?”

La recepcionista recuerda al niño tímido que participó en los shows de talento de la escuela cada año, sentado en el escenario en lugar de estar de pie, cantando con su guitarra.

“Qué linda voz tenía Lewis”, me dice. “Todos lo decían, pero nadie esperaba que esto pasara. Lo tenemos en el tablón de anuncios ahora”.

Después de que el director hizo que Capaldi prometiera regresar para ayudar en la entrega de premios, tomamos un taxi hasta el pub donde el joven de 22 años se subía regularmente al escenario desde los 14 años para cantar covers. Incluso la camarera lo recuerda. “Voz encantadora”, dice con cariño, “pero mal portado. Siempre fastidioso era Lewis”.

Nacido en Glasgow y criado en Bathgate, un pueblo sin incidentes durante media hora a lo largo de la M8, Capaldi comenzó este año siendo recomendado como “uno para ver” pero nadie se espera que el éxito llegara tan rápido. Su éxito monstruoso, Someone You Loved, una canción fuerte de medio tiempo impulsada por su voz áspera, distintivamente escocesa, fue lanzado para coincidir con su nominación para el premio Brits Critics’ Choice, al que le confió Sam Fender.

Someone You Loved no tenía la intención de ser su primer éxito. Se suponía que era la balada de piano Bruises, que ya era una sensación transmitida y la canción que hizo firmar a Capaldi en 2017. Desde entonces, se ha pospuesto un impulso para  Bruises, aunque 28 millones ya lo han visto (aún no se ha visto un video en YouTube), y más de 107 millones lo han reproducido en Spotify. Cuando el álbum debut de Capaldi, Divinely Uninspired to a Hellish Extent, llega en Mayo, el cantante debe ser un nombre familiar.

Él ya es un soplo de aire fresco en una escena pop que ha perdido su sentido de la diversión. En el escenario, su humor autocrítico tiene fanáticos riendo a carcajadas. En Twitter, donde actualmente se llama a sí mismo Lewis Calamari, es muy gracioso. En el video que hay que ver por Grace, un soltero fascinante, baila a tientas con un grupo de strippers masculinos mientras los observadores derraman sus bebidas.

“Hay algo extrañamente digno de estar en un club de striptease a las 6 de la mañana”, dice Lewis sobre el rodaje en Essex. “Hay dignidad, y hay decolorante”.

 

 

“La idea del video fue mía, porque los tratos que recibimos fueron tediosos. Todos eran ‘Lewis está suspirando por una mujer, en un campo de trigo’. Eh, no, no lo estoy. Me estoy divirtiendo. Tráeme strippers masculinos, vamos a reírnos”.

“Mi objetivo principal es divertirme con esto. La gente toma la música demasiado en serio. Es un trabajo estúpido de m*****. Incluso la idea de que la gente pague para escucharme gritar en un micrófono durante una hora me es ajena, y espero que siempre lo sea. Tan pronto como se sienta normal, seré un presuntuoso”.

Parte de lo que hace que el cómico Capaldi sea tan convincente es que sus canciones son emocionalmente pesadas. Básicamente, es un Sam Smith escocés o tal vez un Adele masculino, con un debut repleto de canciones de ruptura que no son modernas pero que se conectarán en todos los ámbitos. “Entiendo que mi música es muy emocional, pero al mismo tiempo no soy un tipo emocional”, dice encogiéndose de hombros. “Con mi lista de canciones, me aburriría si subiera al escenario y solo cantara. Y sería una noche pesada para los fanáticos. Prefiero mantenerlos entretenidos con fuegos artificiales activados por la entrepierna. Los utilicé en Londres el año pasado. Cada vez que empujaba, había una explosión”.

A Capaldi le puede gustar reírse, pero también es un preocupado, de ahí el título del álbum. Divinely Uninspired to a Hellish Extent es la letra de una canción llamada Figure It Out, que coescribió junto a Joel Little, un escritor y productor ganador del Grammy para Lorde y Sam Smith.

“Me estaba enfocando demasiado en cosas negativas”, dice Capaldi. “Debería haber estado extasiado por las increíbles oportunidades que se me presentaban, pero en cambio me había decepcionado por la venta de boletos o por algo estúpido. Esa es la naturaleza de esta industria. Un día estás en la cima del mundo, al siguiente estás convencido de que a nadie le importa”.

“Estaba hablando con Joel, y él me dijo que también lo siente, lo que me sorprendió porque él es tan exitoso. Escribí la línea: ‘Broken by desire to be heavenly sent / Divinely uninspired to a hellish extent.’ (“Roto por el deseo de ser enviado celestialmente / Divinamente sin inspiración en un nivel infernal”). Me encanta que sea un título tan negativo. Suena como una línea de una crítica realmente mala, una forma elegante de decir, “Tu álbum es basura”, que por cierto espero leer en mayo”.

Capaldi descubrió su amor por el escenario a los cuatro años en un campamento de vacaciones en Francia, donde se subió al escenario para karaoke y cantó dos canciones de Queen de un CD gratuito con el que se había obsesionado. A los 12 años, comenzó su primera banda, pero su carrera solamente despegó cuando fue solista en su adolescencia.

Obtuvo conciertos titulares en el centro de Escocia, incluido uno a principios de 2017 en King’s Tut’s de Glasgow, donde se descubrió el famoso Oasis, y donde un fanático causó la primera tormenta de Twitter de Capaldi al publicar un video de él interpretando Bruises, una canción que había escrito durante tres meses antes en su cumpleaños número 20.

“Era solo una versión para piano y vocal, pero fue mini-viral”, dice.

Una noche normal poco después, Lewis se fue a la cama a las 3 am. Se despertó cinco horas después, revisó su teléfono y pensó que estaba soñando cuando Bruises estaba en el N° 1 en la versión estadounidense de la lista de reproducción de Spotify New Music Friday, antes de Heatstroke de Calvin Harris. Cuando la canción se convirtió en la más rápida para alcanzar los 25 millones de transmisiones en Spotify por un artista sin firma, las ofertas de compañías lo inundaron.

Un par de EPs y 18 meses de festivales y giras – incluidos los apoyos con Sam Smith, Rag’n’Bone Man y Bastille – han hecho que Capaldi despegue en toda Europa y en los Estados Unidos. Aquí, una gira a fines de este año se agotó en segundos, antes de agregar fechas adicionales.

Tan ocupado ha sido su horario que Divinely Uninspired to a Hellish Extent tuvo que ser registrado en gran parte en sólo una semana a finales del año pasado, en un granero en Hitchin, Hertfordshire. Cuando Someone You Loved requirió un video, se le ocurrió el concepto, pero subcontrató el papel principal a un pariente famoso: el actor Peter Capaldi.

 

 

“Es mi primo tercero, pero nunca lo conocí hasta que vino a mi show en Londres el año pasado”, dice el cantante. “Un chico adorable. No podía creer que accediera a hacer el video, pero gracias c*****. ¿Me imaginas actuando?”

Por una vez, el video es un asunto serio. Hecho en colaboración con la organización benéfica Live Life, Give Life, su objetivo es crear conciencia sobre la donación de órganos.

“Normalmente no soy una persona basada en la causa”, dice Capaldi, “pero me sorprendió la cantidad de gente que espera y muere porque la gente no marca la casilla. Quería ayudar a que el tema fuera menos tabú. Y hacerlo ahora, mientras parece que le gusto a la gente”.

No debe preocuparse: su creciente ejército de fanáticos no va a ninguna parte. “No estoy bajo ninguna ilusión”, dice. “Hay muchos cantantes masculinos con voces roncas. No estoy recreando la rueda, solo escribo canciones que me gustan”.

“La idea de que esto podría durar hasta que salga el escándalo de mi cocaína y el sexo es increíble. ¿Cinco años? Le daré dos”.

 

 

Fuente original:Is Lewis Capaldi the new Adele? An interview with the Bruises balladeer” Escrito por Lisa Verrico para The Times.

https://www.thetimes.co.uk/article/is-lewis-capaldi-the-new-adele-an-interview-with-the-bruises-balladeer-w2fwn9pr9?shareToken=45734e80b5ec7347c4fb1539efe0ea7b

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.