mother! (¡madre!), y la película que entendí hasta ahora [Reseña/Crítica]

by • 2 octubre, 2017 • Cine y TV, Cultura, EspecialesComments (0)91 •

Actuación: 90%

Trama: 90%

Desenlace: 85%

Fotografía: 85%

Guión: 90%

Calificación Final: 87

TOTAL:

Si de algo estamos seguros es que los trabajos fílmicos de Darren Aronofsky no dejan indiferente a nadie, ya sea por que se cataloguen como obras contradictoras, polémicas, de muy mal gusto, o todo lo contrario Darren no se limita en contar una historia que toque a su público de una u otra manera; ‘mother!’ no es la excepción y seguro generará la dicotomía al espectador de si es o no una película recomendable.

La historia se centra, a grandes rasgos, en un matrimonio conformado por un poeta (Javier Bardem) y su musa y único amor (Jennifer Lawrence), quien a su vez es ella quien da vida y mantenimiento a la casa en la que habitan, haciendo todo lo posible para convertirlo en su hogar. El epítome argumental se genera cuando un individuo desconocido, pero admirador del poeta, invade su casa a tal grado que invita a su esposa sin autorización de nadie quien desobedece todas las reglas impuestas por el personaje de Jennifer Lawrence. Tras un descuido de la mujer invasora, el poeta se enoja con la pareja de inquilinos haciendo que la trama se convierta en un vaivén de sentimientos de odio/desesperación por parte de Lawrence que denota angustia por no entender la mentalidad de su marido quien no acepta la idea de desalojar a los dos extraños de su casa por mero egoísmo y egocentrismo del poeta.

La trama es contada mediante los ojos de Jennifer Lawrece y siempre va de subida, las actuaciones son desgarradoras y el papel de desconcierto de Jennifer es lo más admirable de todo el filme, pero hasta aquí dejo la reseña para quien le interese verla sin saber nada al respecto. Lo que viene a continuación son spoilers y explicaciones sobre lo que quiso dar a entender Aronofsky en esta obra.

Explicaciones y conclusiones

Hacía mucho que no salía del cine tratando de entender lo que había visto, sin duda las analogías y simbolismos son muchas y eso lo ves desde los primeros segundos donde sabes que algo va a suceder pero no sabes cómo se llegará ahí y porqué. La clasificación fue algo que tampoco entiendes hasta ya muy sumergido en la trama, donde bastan sólo 3 escenas (a mi parecer) para explicar porqué esta película es clasificada sólo para público con la mayoría de edad (C).

Pues bien, la alegoría más certera sobre este trabajo de Darren no es más que una referencia bíblica sobre el Génesis y los primeros hombres en el paraíso; esto no es mera casualidad, ya que se explica hasta en los créditos finales donde te das cuenta que ningún personaje tiene un nombre fijo y sólo son descritos por sustantivos y pronombres, siendo “mother [madre]” (en minúsculas) Jennifer Lawrence, y “Him [Él]”  (en mayúsculas) Javier Bardem, haciendo sentido a que no era otro más que Dios.

El primero en invadir la casa (otra representación bíblica sobre al paraíso), es un doctor interpretado por Ed Harris, haciéndose pasar por Adan, el primer hombre; y justo en la escena donde Jennifer Lawrence nota que su marido asiste al doctor que tiene problemas respiratorios, ve claramente una herida a un costado de éste, haciendo referencia que tuvo una sutura en una costilla, acto seguido aparece en las puertas de la casa la esposa del doctor haciéndose pasar por Eva interpretada por Michelle Pfeiffer. Escenas más adelante aparecen los hijos de la pareja que no son más que Caín (Domhnall Gleeson) y Abel (Brian Gleeson), y según cuentan las sagradas escrituras, la aparición de ambos personajes en el mundo termina en tragedia.

Así, cada escena es un pasaje sobre “La Caída del Hombre”, “El Pecado Original” y “La Expulsión del Paraíso”, simbolismos que resultan ser crudos y abruptos dado al concepto de una historia contada en la época actual. Luego viene la ejemplificación del nacimiento del hijo de Dios, y la beneración y fanatismo de todo lo que el poeta hace o deja de hacer.

El tiempo en la narrativa es relativa y todo para que el desenlace tenga un mensaje más que satírico hacia el espectador que por momentos se mofa, ofende y daña el concepto religioso del hombre y cómo los habitantes de este mundo irrespeta a la madre naturaleza a un grado cínico y muy (muy) violento.

Sobre el papel que representa Jennifer Lawrence no es más que la Madre Naturaleza quien tienen una conexión directa con la casa en la que habitan y la angustia de ver cómo los inquilinos que llegan a invadir el trabajo de su esfuerzo es dañado a diestra y siniestra es (de manera subjetiva) el mensaje más palpable con el que me quedo. En palabras del director sobre su trabajo:

“Hay elementos totalmente bíblicos, pero es la estructura del filme lo que toma de la Biblia, usándola como un mecanismo para analizar cómo los humanos han vivido aquí en la Tierra. Pero también fue algo intencionado ser ambiguo, porque eso no es una historia; es más un elemento estructural. Hay muchos detalles, ‘easter eggs’ y cosas interconectadas, y creo que en ellos radica la diversión de desgranar la película.”

Sin duda, y como lo comenté al principio, esta es una película que no permite gradientes, Te Gusta o No Te Gusta, y aunque para muchos les sea una película sobrevalorada sin ningún tipo de sentido, hay quienes creemos que tiene todo un significado por delante y detrás de cada escena, y ese tipo de debates hace que películas de ese índole estén en boca de todos.

Share on Facebook36Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *