IT (Eso), y la película de terror que te hace reír [Reseña/Crítica]

by • 18 septiembre, 2017 • Cine y TV, Cultura, EspecialesComments (0)242 •

Actuación: 90%

Trama: 85%

Desenlace: 85%

Efectos especiales: 85%

Banda Sonora: 80%

Calificación Final: 85

TOTAL:

Vamos a contextualizar algo, Stephen King no ha dejado de ser el MVP como escritor moderno de historias de terror, suspenso y hasta sci-fi por excelencia, y con casi 50 largometrajes basados en sus novelas, este ‘ñor ha generado aproximadamente una fortuna de 400 millones de dólares a sus casi 70 años de edad. No es mentira que a pesar de la gran fama que ha generado, tanto con sus libros como algunas de sus adaptaciones al cine y televisión, él nunca ha quedado del todo satisfecho con la mayoría de sus obras que han sido llevadas a la pantalla grande, el ejemplo más claro está con el pleito de lavanderas que tuvo con Stanley Kubrick al abogar que su trabajo con ‘The Shining‘ no representaba ni la más mínima esencia de lo que King había escrito. Eso sí, nadie niega que gracias al elenco, la banda sonora y ambientación, Kubrick hiciera con ‘The Shining‘ la obra más representativa de Stephen King… irónicamente.

Pues bien, varias de sus obras llevadas al cine pertenecían a un concepto más parecido al cine tipo B, con actuaciones que rayaban en lo absurdo y efectos especiales hechas por aficionados al cine, razón principal por la que King no era tan aficionado a estas adaptaciones. Pero claro que no todo era tan malo ya que varias de estas adaptaciones se convirtieron en clásicos del séptimo arte como: la primera versión de ‘Carrie‘ de 1974, ‘Stand By Me‘ de 1986, ‘Pet Sematary‘ de 1989, la excelente cinta ‘The Green Mile‘ de 1999, por su puesto ‘The Sinning‘ 1980, y la primera adaptación a la televisión de dos partes de ‘It‘ de 1990.

El viejo IT

El cine de terror es uno de los géneros más difíciles de lograr y con el tiempo el espectador se ha convertido en un ser más morboso donde ya no se asusta con cualquier cosa. Entonces es tarea del director adaptarse al público actual utilizando todos los recursos que tenga a su disposición para lograr que sienta miedo, a veces se logra, a veces no.

Reconozcamos que el millenial promedio (como yo) adquirió ciertos traumas de infancia gracias a esos personajes de aspectos y backgrounds inexplicables que aparecían en televisión como Chucky, Freddy Krueger y Pennywise, que por muchos años dejaron pequeños estragos en nuestra forma de consumir miedo, al menos Chuky fue el responsable de que tuviéramos cierto temor a los muñecos de más de 50 cm y que provocara suficiente terror como para que la película ‘Annabel‘ nos generara miedo condicionado. Misma razón por lo que muchos tengan, hasta la fecha, la innecesaria intención de generar empatía con cualquier clase de payaso, todo gracias a Pennywise de ‘It‘.

It‘ de 1990 fue lo suficientemente impactante en su época (lo repetiré una vez más… EN SU ÉPOCA), como para que el recuerdo de ese payaso nos persiguiera hasta la fecha, y para que 27 años después se hiciera una reversión de la obra de King. Con el paso del tiempo Tim Curry se convirtió en nuestro payaso de terror favorito, agarrándole tanto cariño que sólo veías y volvías a ver esa versión de ‘It‘ por verlo actuar, ya que (reconózcanlo) en la actualidad esa película ya no da miedo al grado de entender al mismo Stephen King del porqué no le gustan sus adaptaciones de sus libros y cuentos a la pantalla. Mal desarrollo de personajes, malas actuaciones, malas escenas… lo único rescatable y por lo que se volvió un clásico, fue por la actuación siniestra de Tim Curry.

Es por eso que cuando Stephen dijo en su cuenta de Twitter (el cual también ocupa para mofarse de su presidente) que esta nueva adaptación de ‘It‘ le había gustado, estábamos contra el hype más grande de una película de terror que no se había visto en muchos años.

El nuevo IT

El director Andrés Muschietti ya tenía un poco de experiencia en hacer películas de terror con ‘Mamá‘ del 2013, y como lo comenté más arriba, él aprovecha los recursos que tiene, no sólo para asustar al espectador con el miedo condicionado que es el del miedo al payaso maldito, sino también para hacerlo pasar un buen rato y divertirlo.

Esta cinta sin duda es más oscura que la pasada porque la sociedad actual también es un poco más abierta, entonces sin miedo a ocultar lo que Stephen relataba en el libro, Muschietti no teme en ser más gráfico rayando un poco en lo gore, pero no sólo eso, además el desarrollo de cada personaje del grupo de “Los Perdedores” muestra un lado más traumático, como el de Bev que fuera acosada por su padre, Mike como un niño marginado por tener descendencia negra, o Stan que fuera discriminado por ser judío. Cada uno de estos personajes padecen de grandes rasgos de bulling, siendo lo suficientemente fuerte para que cada uno de ellos logre tenerse cariño y respeto creible.

Sin duda el guión es otro de los aspectos que evoluciona, ver a niños siendo niño no es lo más original antes visto, y desde la película ‘Super 8‘ dirigida por J. J. Abrams hasta el referente más actual a la serie ‘Stranger Things‘ han sido grandes homenajes al cine antiguo donde los estelares son niños contra los problemas y fenómenos que los adultos nunca entenderían. Esta no es la excepción y el diálogo entre “Los perdedores” y el cómo bromean entre ellos es el pináculo por lo que este trabajo lleva su propia magia a diferencia del filme de 1990.

Obviamente los efectos especiales son muchísimo más vistosos tratando de generar ese miedo que ya antes había dicho, aún así, no sobresale en ese aspecto porque se nota mucho que este trabajo fue pensado para ser vista en 3D, entonces tal vez sólo así se aprecie el esfuerzo de la fotografía en cada escena. Pero lo primordial no es tanto lo feo u horrendo de las imágenes, sino cómo el personaje de Pennywise (interpretado por Bill Skarsgård) provoca ese temor que algunos tuvimos de niños.

Conclusiones

Esta nueva versión de ‘It’ no es original, no innova en nada, no da miedo… Pero eso no significa que no pula esos aspectos que ya habíamos visto anteriormente en otros trabajos. Si Tim Curry era lo único rescatable de la versión de 1990, aquí cada integrante del elenco, cada diálogo, cada escena es memorable. Es ‘It’ siendo ‘It’ en el 2017.

Con gusto y ánimo espero la segunda parte de este thriller dónde “Los perdedores” crecen después de 30 años (sí, son 30 y no 27 como mercadológicamente se vendió este filme) y donde tal vez se espere algo mucho más gore y denso temiendo a que se convierta en otra película “de sustos” o “de espantos” simplona y ñoña. Al menos Muschietti hizo un buen trabajo con una de las historias más reconocidas de Stephen King, y no como esa porquería de ‘La Torre Oscura‘.

Share on Facebook46Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *