El mejor Castlevania desde hace años

by • 7 agosto, 2017 • Cine y TV, Cultura, VideojuegosComments (0)128

El derrumbamiento de Konami empezó justo en el momento en que corrieron a Hideo Kojima de su staff, dejando como legado un Metal Gear Solid V que, si bien es muy entretenido, no llegó a ser tan emblemático como los anteriores. Así, uno de las casas desarrolladoras más memorable de videojuegos, se ha quedado sin el renombre que los juegos de 8 y 16 bits le habían dado. Es por ello que para rescatar, no sólo la insignia que tiene Konami en el mercado, sino una de las sagas más reconocidas de la industria, como lo es Castlevania, se tomó la decisión de ser llevado a un nuevo formato con el que retomarán el gusto de todo fan y no tan fan de la familia caza monstruos más icónica de la era del NES, los Belmont.

Aunque la idea de hacer una serie animada de Castlevania ya existía desde el 2007, Konami tomó el acierto de llevar el concepto en forma de serie animada, prefiriendo esto que un live action de mal gusto, con actuaciones malas que no llegaran a los estándares de lo que es un verdadero caza vampiros de videojuego, y que por esta razón atrasaran el proyecto por diez años. Netflix aceptó la oferta y el timing fue el indicado para que el productor Adi Shankar, junto con el guionista Warren Ellis, quien éste último trabajara de la mano con Konami, realizaran esta serie basada en Castleavania III: Dracula’s Curse; con algunas variantes que los fanáticos más acérrimos del videojuego sólo notarán.

El estilo de arte de la serie cubre fielmente lo que la artista Ayami Kojima había propuesto desde 1997 con Symphony of the Night, con personajes de rasgos finos, o un poco andrógenos, lo que no se siente una adaptación ajena a lo que representa Castlevania en estos 20 años.

Sobre la trama

Ésta se centra en el siglo XV, en la región de Valaquia (Rumania), donde después de una promesa de venganza, Vlad Tepes -Drácula- ataca a la ciudadela infestándola de todo tipo de seres del inframundo para asesinar a los aldeanos (hombres, mujeres y niños) habitantes de ahí. Es justo en el primer capítulo donde nos presentan a nuestro protagonista, Trevor Belmon, el último descendiente de esa familia después de que los mismos citadinos los desterraran y sacrificaran por culparlos de herejía sólo por el hecho de defenderlos de los males utilizando armamento sofisticado lejos de su conocimiento, tachándolo de brujería.

El gore, la violencia, el oscurantismo y el humor negro son toques finos que no se sienten exagerados, y aunque resulte cruel ver cada asesinato, el contexto está bien presentado y no abusa de ningún recurso.

La maldición impuesta por Drácula hacia los habitantes de Valaquia por sus razones y motivaciones, no estarán bien fundamentados pero son creíbles y suficientes para darle sentido a la historia; el personaje del antiheroe como lo es Trebor, un hombre desinteresado que al final hace el bien porque aunque no le gusta sabe que está bien, está bien estructurado; y al final de la temporada todo esto te deja con saber más, con necesitar más, cuestionando realmente si, al final de todo, el verdadero culpable de todos los males es la misma iglesia que por su falta de conocimiento o su exceso de creencia hicieron que Valaquia cayera en ruinas, quédandome con una frase de Vlad Tepes que enfatiza esto que les estoy diciendo:

“Les di un año para hacer las pases con su Dios, ¿y qué hacen? celebran la muerta de mi ser querido…”

Conclusión

Konami, a pesar de todo, sigue dando una lucha para que sus franquicias tengan algún lugar en el escalafón de otras que han estado presenta desde nuestra infancia. Netflix ha confirmado una segunda temporada para el siguiente año con 8 capítulos tentativos, así que esto puede ser un segundo aire o un segundo impulso para que Konami lo aproveche y desarrolle otro buen juego de Castlevania o alguna nueva ip que nos regrese la fe de aquellos buenos y difíciles juegos de nuestras épocas de los 8 y 16 bits.

Por otro lado, aunque no sean conocedores de videojuegos o de la saga, éste es una buena serie de calidad que atrapará a todo aquel que le guste la animación, una buena historia y/o la violencia explícita. Símplemente recomendable.

Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *