Reseña de Feist en el Teatro de la Ciudad: Un verdadero Placer

by • 3 Mayo, 2017 • Conciertos, Especiales, MúsicaComments (0)196

Después de un tiempo de inactividad en escenarios, Leslie Feist empieza su gira para presentar su más reciente trabajo “Pleasure” y para nuestra felicidad, la canadiense tiene un crush con nuestro idioma y eligió nuestro país para el comienzo de esta nueva aventura. Entonces, por fin llegó el día, el centro de la ciudad está solo, y en la calle Donceles se nota muy poco movimiento. Las luces del teatro de la Ciudad están encendidas porque hoy el recinto tendrá vida.

Después de treinta minutos de especular si la canadiense tendría o no teloner@, aparece en el escenario con tres músicos. “Would you freak out for me please?” dijo Leslie haciendo referencia a que el concierto a continuación sería en un lugar íntimo, no elegante, por hacer sentir el lugar como “casa”. Y así comenzó la presentación de “Pleasure”, interpretando una a una las canciones incluso en el orden en el que encontramos el álbum en cualquier medio. En este trabajo nos recuerda esa música orgánica de The Reminder, en donde se nota la música pura, sin post-producción, sólo instrumentos con notas crudas y flotantes, y con la voz inconfundible de Feist. La canadiense se escucha más madura y completamente consolidada, sin miedo a seguir siendo melancólica ni a insertar ritmos más agresivos de guitarra eléctrica que dejan ver sus inicios punks.

¿La reacción del público? reviví la experiencia de Björk: la gente fue a apreciar su arte. El teatro se veía completamente obscuro, la única luz era la de los reflectores que apuntaban a la canadiense y su guitarra, ni un sólo celular encendido, la gente no quería grabarla, ¡quería vivirla! Era como si Feist estuviera nerviosa pero el público lo estaba más, como si no quisieran gritar o perturbar ni un sólo sonido que Leslie o su guitarra entonaran. Se respiraba un respeto por el arte que incluso intimidó a Feist, quien constantemente trataba de interactuar con el público, animarlo a alocarse.

¿El performance? Feist suena idéntica en cinta que en vivo y eso se aplaude. Las luces y el escenario sencillos pero  que pienso se pudieron aprovechar más, no porque el show lo necesitara, sino porque ya estaban ahí y tendría que haberse explotado al 100% (como un abanico gigante con luces que sólo se abrió una vez). Y ¿porqué Feist no necesita más producción? porque si bien estoy segura que existen mejores guitarristas que ella, cuando la ves tocar (sí, ves, no escuchas, VES) transmite tanta pasión por cada acorde que olvidas a cualquier otra mujer que hayas visto tocar la guitarra.

Todo el tiempo Leslie trató de hablar español, lo cual hace bastante bien y hasta se convirtió en un juego interactivo con el público, ya que cuando olvidaba palabras preguntaba abiertamente a sus espectadores y ellos ayudaban a traducir. Por si no fuera suficiente la atmósfera de intimidad que ya se había construido en el teatro, al finalizar la última canción de “Pleasure”, Feist pidió al público ponerse de pie y acercarse al escenario para hacer aquel momento algo aún más cercano y viajar en el tiempo para recorrer temas emblemáticos de “Metals”, “Let it Died” y “The Reminder”.

El final en realidad fue lo más emocionante, extraño y triste de la noche. Leslie salió sola sin sus tres músicos para retomar la interacción con el público, interpretando Mushaboom y una vez con sus músicos incorporados de nueva cuenta, finalizó con la típica técnica de dividir al público en dos secciones para que interpretáramos junto con ella a base de tarareos 1234; de pronto decidió salir sigilosamente del escenario y no volver más. Al principio todos creímos se trataba de otro encore y la gente seguía tarareando sin parar cuando de pronto uno a uno desaparecieron los músicos y las luces del teatro se encendieron.

Sí, nos dejó cantando como tontos esperando su regreso. Honestamente, encontré algo romántico en esta forma de decir adiós, aunque nos haya dejado cantando…

Facebook: Cyn Espino

Twitter: @cynthia_espino

Setlist

Pleasure
I Wish I Didn’t Miss You
Get Not High, Get Not Low
Lost Dreams
Any Party
A Man Is Not His Song
The Wind
Century
Baby Be Simple
I’m Not Running Away
Young Up


A Commotion
My Moon My Man
Sea Lion Woman
The Bad in Each Other
How Come You Never Go There
Let It Die

Encore:
Mushaboom
1234

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *